Parte dos 

Inmunodepresión en tiempos de Coronavirus

Fortalecer vs aumentar nuestro sistema inmune; un enfoque desde la medicina clásica China 

Ultimamente, en redes sociales y por todo el internet hemos estado leyendo como estimular o aumentar nuestro sistema inmune. Todo esto derivado del miedo al Covid 19 y de que no estamos muy seguros de que tan fuerte nos podría dar si resultamos infectados. Hemos escuchado de personas que estaban en perfecto estado y murieron a causa de Covid, también hay personas que se consideraban de alto riesgo por su edad o condición de salud y la pasaron relativamente “leve” cuando se enfermaron. Parece una gran incógnita en base a que factores el virus se comporta o muy taimado o muy agresivo y si bien yo no tengo la respuesta, lo que si puedo hacer es darles el punto de vista de la medicina clásica china, que es el enfoque que más me gusta en base a mi experiencia con la esclerosis múltiple y también me agrada mucho la lógica detrás de ella. De la misma manera celebro que las personas quieran tener una mejor salud y también estén buscando la manera de ayudar a su sistema inmune por lo cual me parece primordial decirles que lo último que quieren hacer es “estimularlo”. Lo último que necesita una persona con una enfermedad autoinmune es algo para “estimular” su sistema inmunológico.

Dada la pandemia actual, nunca ha habido una mayor oportunidad de aprender más sobre cómo funciona nuestro sistema inmunológico para que podamos cultivar armonía ahora y durante toda nuestra vida. 

Comencemos:

En lugar de “aumentar la inmunidad”, la medicina china busca fortalecer el sistema inmunológico, reforzando la sabiduría e inteligencia  del propio cuerpo. Éste enfoque de atención médica ha estado en práctica continua durante miles de años, no es un descubrimiento reciente. 

Si alguna vez has tomado un tratamiento de acupuntura o una receta de herbolaria china por un problema de salud, puedes estar  más familiarizado con los principios de la medicina china. 

En este sistema, la salud no es simplemente la ausencia de enfermedad o un diagnóstico; en cambio, la medicina china nos guía hacia un estilo de vida que incluye vivir en armonía con el Tao, el nombre que ellos le dan a nuestra verdadera naturaleza. Estos principios ven al cuerpo humano como un microcosmos dentro del macrocosmos.

Como tal, la medicina china tiene una rica historia de comprensión, documentación y práctica en la prevención y tratamiento de enfermedades. Este sistema siempre ha enfatizado las prácticas de prevención por varias razones: la obvia, para prevenir enfermedades, y un secreto poco conocido de la cultura occidental: históricamente, al Doctor en Medicina China no se le pagaba si los pacientes seguían enfermos. El pago solo se recibía si los pacientes mejoraban. 

Si bien el prestar atención a nuestra inteligencia interna puede sonar esotérico o mágico, la aplicación de estos principios es muy práctica. Echemos un vistazo a este principio de la medicina china que te permitirán fortalecer, en lugar de estimular, tu sistema inmunológico.  

Qi, Wei Qi e inmunomodulación 

Los chinos observan el concepto de Qi, pronunciado “Chi”, para nombrar la fuerza vital que impregna el universo. Al aplicar este concepto de Qi a nuestro sistema inmunológico, se  compara el Qi con la inteligencia profunda que impregna nuestro propio ser y, como el universo, es asombrosamente compleja y elegante a la vez. En lugar de estimular el sistema inmunológico, lo que puede alejarlo del equilibrio, los principios de la medicina china buscan apoyar la inmunomodulación, que puede definirse como el arte y la ciencia de respaldar la inteligencia del sistema inmune. La clave aquí es la armonía. No quieres un sistema inmune que sea hiperactivo o poco activo. En cambio, es importante reforzar y fortalecerlo con un enfoque integral.

Los principios fundamentales de la curación en la medicina clásica china han sido repetidos por los sistemas médicos tradicionales de todo el mundo, así como por las principales figuras de la historia de la medicina.

“Todos tienen un médico dentro de él o ella. Solo tenemos que ayudarlo en su trabajo. La fuerza curativa natural dentro de nosotros es la mayor fuerza para mejorar “

—Hipócrates.

Esta hipótesis que plantea la medicina clásica China me parece estupenda; nuestro cuerpo quiere estar sano, esta diseñado para estarlo, él mismo es su propio guardián; lo único que  necesita es que estemos más atentos a las necesidades que tiene por medio de las señales que manda. Es muy común que antes de la aparición de una nueva enfermedad hayan existido factores de alerta de que algo en nuestro organismo no estaba del todo bien. 

 La medicina china afirma este sentido un organismo interconectado en el concepto de “Wei Qi”, que se conoce como nuestra energía protectora, nuestra primera línea de defensa contra todas las enfermedades. Este sirve como una capa protectora alrededor del cuerpo. 

Wei Qi ha sido un concepto importante en la medicina china durante miles de años; se describió por primera vez hace más de 2000 años en el Huangdi Neijing, el clásico de la medicina del emperador amarillo, el más antiguo e importante de los textos clásicos de la medicina china.

También se describe a Wei Qi como un ejército de centinelas que protegen el cuerpo y lo mantienen a salvo. Esto es la capacidad específica y extraordinaria de nuestro cuerpo para resistir patógenos externos (bacterias, virus, alérgenos, etc.). 

Para mantener este campo de fuerza invencible, Wei Qi depende de un suministro de energía, y aquí es donde entran nuestros propios hábitos y comportamientos. Podemos debilitar nuestro Wei Qi o podemos optimizarlo. Muchos comportamientos de la vida moderna, especialmente en tiempos de confusión o miedo, tienden a debilitar a Wei Qi. 

En el próximo post hablaremos de que podemos hacer para fortalecer nuestro Wei Qi o sistema inmune desde el punto de vista de la medicina China. 

En conclusión podemos decir que para tener preparado a nuestro cuerpo contra un virus o enfermedad lo que deberíamos hacer es buscar una armonía en nuestro cuerpo viéndolo como un todo; no deseamos un sistema inmunitario que sea hiperactivo o poco activo. En cambio, es importante reforzar y fortalecer con un enfoque integral buscando el bienestar de todas las partes. 

El problema con el enfoque de la medicina moderna es que muy pocas veces se le ve a nuestro cuerpo como un todo, esto se nota mucho por ejemplo en los medicamentos. El medicamento que se utiliza para la esclerosis múltiple a la larga puede acabar con tu riñón; las pastillas que tomas para la migraña terminan por destrozar el estomago causándonos úlceras o gastritis. Es muy difícil tratar un problema en especifico sin afectar al resto ya que estamos hablando de un organismo que esta interconectado; las partes no se pueden tratar de manera individual ya que a la larga afectará en equilibrio con las demás. Es por eso que el enfoque de la medicina tradicional China es tan  importante  y actual estos días. Fortalezcamos nuestro Wei Qi